Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

Oportunidades para resolver el sinhogarismo desde la colaboración entre Servicios Sociales y Vivienda

El pasado 1 de diciembre, en el marco de los proyectos del Observatorio de Vivienda Asequible y del espacio de cooperación multiactor, Provivienda y HOGAR SÍ organizamos el encuentro “Oportunidades para resolver el sinhogarismo desde la colaboración entre vivienda y servicios sociales”, con el objetivo de intercambiar conocimiento y experiencias entre algunas administraciones públicas.

Durante la sesión se abordaron los avances en materia de políticas públicas de servicios sociales y vivienda, resaltando las interconexiones entre ellas e incidiendo en algunos de los programas del Plan Estatal de Acceso a la Vivienda (PEAV) 2022-2025 que ofrecen importantes oportunidades para alcanzar el objetivo de poner fin al sinhogarismo en 2030, planteado por la Plataforma Europea para Combatir el Sinhogarismo. 

El encuentro contó con la participación de agentes estatales y autonómicos, entre los que se encontraban: Patricia Bezunartea, directora general de Diversidad Familiar y Servicios Sociales del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030; Anselmo Menéndez, subdirector general de Política y Ayudas a la Vivienda, del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana; José Antonio Bascuñana, subdirector general de Vivienda Social de la Región de Murcia; y Alberto Morillas, jefe de servicio de Cooperación Internacional de la Dirección General de Vivienda de Andalucía. También intervinieron Maribel Ramos, subdirectora de HOGAR SÍ, y Eduardo Gutiérrez, subdirector general de Provivienda. Por su parte, asistieron políticos y responsables de administraciones municipales, autonómicas y estatales, principalmente de las áreas de Vivienda y Servicios Sociales, con una representación total de 14 comunidades autónomas. 

La jornada se estructuró en dos mesas de debate y un espacio sobre los retos de mejora de la implementación del PEAV 2022-2025 para combatir el sinhogarismo, en el que se profundizó sobre aquellos aspectos que suponen una oportunidad, repasando alguno de sus programas:

  • Programa 3, de ayuda a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables. 
  • Programa 6, de incremento del parque público de vivienda. 
  • Programa 8, de fomento de alojamientos temporales, de modelos cohousing, de viviendas intergeneracionales y modelos similares; y 
  • Programa 10, de fomento de la puesta a disposición de las CCAA y ayuntamientos de viviendas para su alquiler como vivienda asequible o social. 

En este marco, también se reflexionó sobre la reforma que introduce el RD 903/2022 y que modifica el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda, por el cual deja de ser obligatoria la implementación del programa 3, lo que le resta importancia. Y se subrayaron los Programas 3 y 8 como las principales contribuciones del PEAV a la estrategia de sinhogarismo, recomendando como aspecto de mejora la articulación de mecanismos por parte de las CC. AA. que incorporen la financiación del acompañamiento social a las personas que lo requieran, impulsando la cooperación entre Vivienda y Servicios Sociales. 

La primera mesa, en la que participaban el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), trató las oportunidades que representan la nueva estrategia de sinhogarismo y el PEAV en el marco de la Plataforma Europea para Combatir el Sinhogarismo. Los principales temas destacados fueron:

  • Reconocer la vivienda como uno de los principales problemas sociales que tenemos en España y que condiciona las oportunidades de las personas.
  • La importancia de trabajar en colaboración entre los departamentos de Servicios Sociales y Vivienda en el ámbito estatal, pero también en el autonómico y municipal (donde se implementan estas políticas), teniendo en cuenta las especificidades de asistencia que requieren determinados colectivos como son las mujeres víctimas de violencia de género y las personas jóvenes, para el diseño de una estrategia adecuada para acabar con el sinhogarismo.
  • El compromiso y la planificación de muchas entidades implicadas y las herramientas disponibles para alcanzar este gran reto compartido, entre las que se encuentran instrumentos de financiación como el PEAV, el mecanismo de recuperación y los fondos estructurales, que permiten la financiación del binomio vivienda y asistencia. 
  • Desde el punto de vista de las políticas de vivienda estatales, se señaló la capacidad del MITMA de regulación general y de financiación de los programas de acceso a la vivienda, a la vez que se remarcó la importancia de que la Conferencia Sectorial de Vivienda alcance acuerdos concretos para conseguir que nadie viva en la calle, asegurando el compromiso y colaboración del Ministerio.
  • Las posibilidades que ofrece el Programa 3 del PEAV, enfocado a colectivos vulnerables, con el que las comunidades autónomas, a través de los fondos del Estado, pueden proporcionar a las personas sin hogar mediante adjudicación directa una ayuda del 100% para encontrar una solución residencial inmediata y digna, con una cantidad adicional para gastos.

En la segunda mesa se mostraron las experiencias autonómicas utilizando el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda y sus potencialidades para resolver el sinhogarismo. 

El representante de la Región de Murcia valoró positivamente la aplicación del anterior PEAV, y explicó su implementación y los cambios que habían introducido para mejorarlo, lo que puede servir de ejemplo para otras administraciones:

  • Para el desarrollo del programa 3 informaron de que canalizan las ayudas contando con entidades colaboradoras de atención a colectivos vulnerables, que trabajan conjuntamente con la Consejería de Política Social y los ayuntamientos.
  • Como cambio, señalaron haber eliminado la financiación de los suministros a través de este programa (por problemas de justificación y de burocracia); señalando, sin embargo, que ahora utilizan otros instrumentos, como los bonos sociales eléctricos o de agua, para abaratar estos suministros.
  • En cuanto al programa 6, se destacó la posibilidad de utilizar la financiación estatal para adquirir vivienda de la SAREB y convertirla en vivienda social. 

Por otro lado, los principales aprendizajes extraídos desde la Dirección General de vivienda de Andalucía a lo largo de su experiencia, fueron:

  • Tener una perspectiva amplia y la necesidad de coordinación entre los departamentos para aumentar el alcance; concibiendo la vivienda como la principal solución habitacional, antes que otro tipo de recursos. 
  • La existencia de dos líneas de financiación: una dirigida directamente a las personas vulnerables y otra, a entidades del Tercer Sector que facilitan el acceso a la vivienda a las personas que se encuentren en situación de especial vulnerabilidad. 
  • Mejorar el actual Plan, quitando la obligatoriedad de que sea Servicios Sociales quien expida un documento acreditativo de la situación de vulnerabilidad, que suponía grandes trabas para acceder a las ayudas. 
  • Hacerse eco, para futuras mejoras, de las peticiones de entidades sociales como Provivienda y HOGAR SÍ, que solicitamos que se supriman determinados requisitos (como la existencia de un contrato de alquiler para acceder a las ayudas), ya que suponen un motivo de exclusión de partida para las personas sin hogar.

Podemos concluir que este encuentro entre los departamentos de Servicios Sociales y Vivienda fue un espacio muy enriquecedor del que obtuvimos el compromiso de las administraciones de trabajar para resolver el problema de acceso a la vivienda y para acabar con el sinhogarismo, la importancia de la colaboración estrecha entre los distintos departamentos de la administración para proporcionar respuestas de mayor alcance y la necesidad de incorporar los aprendizajes obtenidos de experiencias anteriores para potenciar los futuros planes y garantizar el derecho a la vivienda de todas las personas, especialmente de aquellas que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad.